Testimonio Gatito Phil

¡Me encanta ir allá!. Cuando hace frío voy con mi chaleco y mi gorrito (…) Siempre cuando entro me saludan, me acarician y yo me pongo a modelar porque me toman lindas fotitos.

Por: Gatito Phil

Soy Phil y les contaré como llegué a Bon Amie: Fui adoptado el día 24 de Junio. En mi nueva casita estaba una gatita viejita llamada Colocolina, no sé qué significará eso pero era blanca con manchas negras. Recorrí mi casa, comí mucho y cuando me cansé me acosté junto a Colocolina quien lavó mis orejitas. Unos días después ella se enfermó, escuché que la llevarían a un lugar llamado Bon Amie… Cuando volvió a casa, Colocolina estaba mucho mejor y más contenta. Me dijo que en Bon Amie unos tíos le calmaron sus dolores y que la trataron muy bien y le hicieron cariños, yo pensé ¡qué ganas de conocer ese lugar!. Esa semana yo también me enfermé, tenía mucha tos y no tenía ganas de levantarme a jugar con mis juguetes. Estaba asustado pero contento porque me iban a llevar a ese lugar donde sanan a los animalitos. Entré a la clínica y me encantó. Había adornos muy lindos en las paredes, juguetes y mucha comida como la que tengo en mi casa. Tenía muchas ganas de salir de mi jaula y correr por todo ese lugar pero de repente… ¡una voz nueva dijo mi nombre!. Ella era Cynthia, una tía muy linda y cariñosa, dijo que yo era muy hermoso y le gustó mi carita redonda y mis cachetes. Sentí algo pinchudo en mi patita pero la tía dijo que con eso me iba a sentir mejor y que la disculpe, pero como ella era tan cariñosa conmigo yo la perdoné.

Siempre volvía a la Bon Amie acompañando a mi mamita Colocolina a su tratamiento, hasta el día que dijeron que tenía que irse a dormir… Siempre dormíamos juntos pero me dijeron que esta vez ella no despertaría y le crecerían alitas para volar al cielo. Yo también quería tener alitas pero me dijeron que era muy pequeñito aún y tenía muchos años más para vivir como lo hizo Colocolina.

Seguí creciendo y cada vez que la tía Cynthia me examinaba decía que yo estaba más grande y sanito y que me pondría unas cosas que se llaman vacunas para que yo no me enferme.

¡Me encanta ir allá!
. Cuando hace frío voy con mi chaleco y mi gorrito que a todos los tíos de la clínica les gusta. Siempre cuando entro me saludan, me acarician y yo me pongo a modelar porque me toman lindas fotitos. Hace poco gané un concurso y me dejaron escoger los juguetes y accesorios que yo quisiera.

Soy un gatito muy feliz y afortunado porque tengo dos lugares favoritos en el mundo, mi casita y la clínica, porque ahí está mi tía Cynthia y sus amigos que me tratan muy bien, es por esto y más que yo los quiero mucho.

Phil