“Confianza es lo que sentíamos cada vez que dejábamos a nuestra querida “Golden Goldita” en manos del equipo de Bon Amie.”

Por: Marco Antonio Espinoza Riquelme

“Cuando aman lo que amas, confías!”

Confianza es lo que sentíamos cada vez que dejábamos a nuestra querida “Golden Goldita” en manos del equipo de Bon Amie.

Siempre fue de esa forma, tengo 42 años y la primera vez a los 13 años dejé en manos de Ingrid Hellberg mi pequeño Pastor Alemán “Rambo”, el que dentro de sus cachorrerias se calló a un desagüe quebrándose la cola en 3 partes!, y que luego mi abuela sumida en la desesperación  le dio una “pastillita” para que lograra dormir un rato y el pobre perro termino con un cuasi paro respiratorio….al tiempo llegué con un Tiuque, al que un inescrupuloso vecino había cortado las plumas de sus alas para adueñarse de su libertad… o el gato atropellado que nadie quiso ayudar y ellos se apiadaron de mi bajo presupuesto de estudiante para que se durmiera sin dolor… o mi fiel Quiltro envenenado que salvaron, en fin, son muchos años, historias, confianzas y en especial de amor, amor de ellos hacia lo que yo amaba.

Desgraciadamente hace algunas semanas nos dejó mi gran Goldita, perro que me acompaño en mis mejores y peores momentos, siempre fiel, siempre atenta, siempre una cola que se movía seguido de un languetazo de amor, para mí, para mi hijos y amigos, y papás….bueno, a casi cualquiera que se le atravesara jaja!.

Un abrazo a todos y mil gracias, una vez que este luto pase, ya llegaremos con un nuevo integrante dela familia.